De Rumanía al bar 76 de Viana do Bolo

Santi M. Amil 11 ago 2022 . Actualizado a las 05:00 h. Mónica Tersanszki tenía 17 años cuando decidió dejar su ciudad natal, en Transilvania, y venir de vacaciones a España. Estaba previsto que se quedase un mes, de turismo, playas y mucha paella. Pero la realidad es que ya tiene 34 y acaba de cumplir 17 años aquí. Lo que la ató a este país fue, como suele pasar, el amor. «Me enamoré profundamente y ya no volví a Rumanía más, al menos para vivir», explica Mónica. Se quedó en un pueblecito de Segovia y hace siete años se mudó a Viana do Bolo.